Enseñanzas teosóficas

La existencia de los Maestros (Enseñanzas Teosóficas: 19)

De las nuevas verdades expuestas por la Teosofía, una de las más importantes es la de  la existencia de hombres perfectos, que se deduce lógicamente de las otras dos magnas verdades teosóficas del karma y de la evolución por medio de sucesivas encarnaciones.

Al observar en nuestro alrededor vemos palmariamente hombres en todos los grados de evolución, unos mucho más atrasados que nosotros en su desenvolvimiento y otros que  en algún aspecto están evidentemente más adelantados. Por lo tanto, cabe la posibilidad de que haya algunos cuyo adelanto sea muchísimo mayor, pues si los hombres se van constantemente mejorando en el transcurso de una larga serie de vidas sucesivas en dirección hacia determinada meta, seguramente ha de haber algunos que ya hayan llegado a ella.

Sigue leyendo “La existencia de los Maestros (Enseñanzas Teosóficas: 19)”

Enseñanzas teosóficas

La vida mística y oculta del discípulo (Enseñanzas Teosóficas: 06)

https://www.youtube.com/watch?v=FKZRkfix6BA&feature=push-u-sub&attr_tag=J7weAoyRrKG3WmLO-6

Vídeo (duración total: 03:54:48) de la conferencia compartida por Josep Tarragó, con fecha 26 de febrero de 2017, titulada La vida mística y oculta del discípulo:

1ª Parte (01:26:27):

https://www.youtube.com/watch?v=FKZRkfix6BA&feature=push-u-sub&attr_tag=J7weAoyRrKG3WmLO-6

2ª Parte (01:06:12):

https://www.youtube.com/watch?v=6q7Oe5mO5fw&feature=push-u-sub&attr_tag=kedgt_wvABZxWV_V-6

3ª Parte (01:22:09):

https://www.youtube.com/watch?v=o8m-RIWZ9VU&feature=push-u-sub&attr_tag=oSVHmMWu1v2RC75u-6

Enseñanzas teosóficas

Los prejuicios (Enseñanzas Teosóficas: 05)

Guardaos de iniciar una sospecha, porque todo lo trastornará. Yo he visto como una leve sospecha fue  tomando cuerpo entre dos amigos hasta convertirse en gigantesca mala inteligencia. Toda palabra inofensiva se tergiversa de modo que se la mal interpreta por expresión de algún hostil o inconveniente motivo, mientras que quien la pronunció está completamente ignorante de la sospecha. Lo mismo sucede en las cuestiones científicas, políticas o religiosas. La más leve discrepancia de opinión se abulta hasta el extremo de extenderla en favor de lo que uno opina y en contra de las ideas ajenas, de suerte que resulta un concepto absurdamente tergiversado. Hay quienes alimentan el prejuicio de raza, aunque los que ahora tienen cuerpos blancos hayan tenido en otro tiempo cuerpos de color y viceversa, y las costumbres de uno hayan sido o hayan de ser las del otro. La fraternidad significa el abandono de los prejuicios. El conocimiento de la reencarnación nos ayudará a vencer nuestras limitaciones y malevolencias.

Sigue leyendo “Los prejuicios (Enseñanzas Teosóficas: 05)”