Enseñanzas teosóficas

La evolución, el propósito de la naturaleza y el proceso evolutivo (Enseñanzas Teosóficas: 10)

La evolución según la ciencia y el ocultismo

En la idea de la evolución, tal como lo explica la Ciencia, los cambios en las formas se atribuyen al esfuerzo de las distintas modalidades de vida para adaptarse a su ambiente. Sin embargo, para la Teosofía, la vida es un principio independiente que utiliza materia y fuerza para expresarse en el plano físico y las formas existen para que la vida que las anima pueda expresarse. Y cambian para atender a las demandas crecientes y diversas de esa vida que quiere expresarse más plenamente: la vida toma para sí forma tras forma y, gracias a los estímulos que recibe por medio de ellas, desarrolla y manifiesta gradualmente sus posibilidades latentes. Las formas mueren y desaparecen, pero la vida que funcionó por medio de ellas crece más y más.

Así pues, detrás de los cambios en las formas hay una vida que evoluciona continuamente por medio de esas diferentes formas que utiliza en sus distintas etapas de evolución.

La evolución y el propósito de la naturaleza

La infinita variedad de formas en constante aparición y destrucción muestra que la Naturaleza tiene un propósito claro e inteligente. Y nos enseña la perfección que hemos de alcanzar algún día y los peldaños de la escala por los cuales ascendemos hacia esa perfección. La Naturalza nos ofrece la certeza de nuestro triunfo final sobre todas nuestras limitaciones y para desarrollar todos nuestros poderes y facultades con confianza. Este libro tiene por objeto tratar lo que en la Teosofía son las distintas etapas en esa larga ruta que conduce a la perfección.

Una perfección que es ilimitada en el sentido de que no existe límite alguno para el desenvolvimiento gradual de la Vida Divina, que se manifiesta en el Universo en una infinita variedad de formas. No hay un punto en el que pueda decirse que se ha alcanzado la perfección final.

Sin embargo, para la humanidad sí hay un punto que marca el límite del reino humano. Se alcanza cuando la obligación de la reencarnación ha terminado. Entonces, se pasa de la etapa humana a la Superhumana y, de ahí en adelante, la vida y la evolución continúan en planos super-físicos.

No podemos saber lo que esto supone mientras no lo experienciemos nosotros mismos. Las realidades de la vida superior no pueden conocerse sino por experiencia directa y ninguna descripción verbal sirve para comprenderlas como realmente son. Mientras sigamos en el reino del intelecto, sólo captaremos débiles señales o reflejos de ese oculto esplendor que es totalmente inconcebible y sólo puede ser realizado hasta cierto grado en el corazón cuando lo permite nuestro desarrollo interno.

El proceso de la evolución

Expongamos algunas cuestiones básicas sobre el vasto proceso de la Evolución:

– Cualquier tipo de vida que vemos en manifestación proviene de la Esencia Divina Una y, tras desarrollar todas sus potencialidades, se sumerge otra vez en esa Fuente Divina. Todas las cualidades y poderes que asociamos con la Perfección Divina están latentes cuando la vida surge de su Divino Origen, en estado germinal, tal como un árbol está oculto en su semilla. Esas cualidades se van desenvolviendo lentísimamente gracias a los impactos del exterior que proveen la fuerza evolutiva y a la constante presión que la Voluntad Divina ejerce desde adentro. Y cuando la vida, después de alcanzar su perfección, vuelve a fundirse conscientemente en la Divinidad, todas las cualidades y poderes pertenecientes a esa etapa particular de evolución están completamente manifestados.

– Nuestro sistema solar es de constitución séptuple: además del mundo físico conocido por nuestros sentidos corpóreo-mentales, existen otros seis mundos o planos de materia progresivamente más sutil que interpenetran el mundo físico. Al plano inmediato al físico, al cual pasamos durante el sueño y después de la muerte, se le llama astral o “emocional” porque se relaciona con nuestras emociones, sentimientos y deseos. Al siguiente, en el cual pasamos la mayor parte del tiempo en el período entre dos encarnaciones, se le llama “mental” y se relaciona con nuestros pensamientos. Luego vienen sucesivamente los planos Búddhico (Intuicional), Atmico (Volitivo), Anupadaka (Monádico) y Adi (Divino). Estos cuatro mundos se relacionan con nuestro ser espiritual eterno y son la fuente de nuestros más altos conocimientos y poderes espirituales.

– Cada persona y cada forma de vida están conectadas de cierta manera con estos siete planos. Concretamente, en el caso del ser humano, se da la particularidad de que cuenta con un vehículo de consciencia para cada uno de los planos citados. Su vida tiene sus raíces en el plano más elevado y fluye desde ese centro a través de todos los vehículos que lo conectan con los diferentes planos, impulsando su desarrollo gradual hasta que e1 fragmento Divino está completamente desarrollado, omnipresente, omnipotente y omnisciente en todos ellos.

– Los siete planos reseñados no son círculos cerrados, sino que se interpenetran e interrelacionan. Y el rayo de la consciencia Divina que representa a una Mónada, pasa a través de ellos y energiza un juego completo de vehículos que la conectan con los diferentes planos. Imaginemos todos los vehículos de una Mónada particular como ensartados en este hilo de consciencia, que de esta manera los unifica a todos a pesar de las tremendas diferencias de sus modos de funcionar. A medida que avanza la evolución, los diferentes vehículos, empezando por el físico, se desarrollan y capacitan para servir mejor a la Mónada en los planos sucesivos.


 

Fuente: El Conocimiento de Sí Mismo, de I.K. Taimni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s